domingo, 10 de diciembre de 2017

¡FELICES FIESTAS!

Como todos los años, he hecho una felicitación para mis amigos. Esta vez me acompañan mis gatos Kepler y Kenia.
¡SED FELICES, VENGA!


viernes, 8 de diciembre de 2017

DOS ACONTECIMIENTOS EXCEPCIONALES.



Los próximos días 15 y 22 del presente mes de diciembre van a tener lugar dos acontecimientos culturales que pueden interesaros:
El día 15, a las 19 horas, en el Salón de Actos Chamorro de CC.OO., Av. Salamanca, 33, voy a tener el honor de presentar el documental "EL PATRIMONIO DE LA MEMORIA", obra de la joven Maëla Sanmartín, de 17 años. Se trata de un vídeo sobre la Memoria Histórica que ha obtenido el 3º Premio del Concurso Eustory.  Es de una calidad y una emotividad excepcional, casi increible en una chica de tan pocos años. A mí me ha impresionado profundamente y lo recomiendo a todo aquel que se interese por la Historia.
El día 22, a las 19,30 horas, en la Sede Universitaria de la Av. Ramón y Cajal,4, Sala Rafael Altamira, tendrá lugar la toma de posesión como Académico Numerario de la Academia de Ciencias, Ingenierías y Humanidades de Lanzarote, de mi amigo JUAN VICENTE PÉREZ ORTIZ, al que le hará entrega del título el Doctor FRANCISCO GONZÁLEZ DE POSADA, Presidente de dicha Academia, con una conferencia sobre "El Problema del Origen del Universo: Hawking y Dios".
Juan Vicente es un veterano astrónomo, especializado en Astronomía de Posición y Relojes de Sol, inventor del único reloj de sol que da la hora solar y civil exacta. Es el autor del reloj de sol instalado en nuestro puerto, frente al restaurante Dársena, que fue destruido por lo vándalos y no se ha reparado por parte de la Autoridad Portuaria, pese a los gastos de la famosa regata Volvo. Hay relojes de Juan Vicente en varias Universidades y Museos de la Ciencia.
El Dr. Francisco González de Posada es Catedrático de Física Aplicada, Ingeniero de Caminos, doctor en Ciencas Físicas y en Filosofía, fue Rector Magnífico de la Universidad de Santander y es Académico de la Real Academia Nacional de Medicina. Se trata de un verdadero genio de la comunicación que nos deslumbrará a todos con su conferencia sobre Hawking y Dios.
¡No os lo perdáis!


domingo, 3 de diciembre de 2017

EXPOSICIÓN DE NATALIA.

De diciembre hasta febrero, mi hija Natalia presenta una exposición de sus deliciosos dibujos, ilustraciones y libros de artista en el KULT BAR, de la avenida del Historiador Vicente Ramos, 28, distrito de la Playa de San Juan, Alicante.
Me gustaría que la vierais. Además, en ese bar se puede degustar una excelente comida vegetariana.


jueves, 30 de noviembre de 2017

MI NUEVO ESTUDIO.


Ya he terminado las reformas en mi casa y he instalado mi estudio en la gran habitación del fondo, donde hace años dormían mis tres hijas. Allí voy a tener espacio y luz suficiente para escribir, pintar, dibujar, leer y ocultarme dentro de mi mismo. Podéis venir a verme cuando queráis y nos tomaremos un café o un vermout, según la hora que sea. Os espero.
La gata al pie de la caja es Kenia, que ya está mejor. Y es que el estudio, además de mi refugio, es también la casa de Kepler y Kenia.


martes, 28 de noviembre de 2017

KENIA


El tema para esta Tertulia era "Reina" y yo he relatado en mi trabajo lo que le ha ocurrido a mi gatita Kenia. Espero que os guste:

LA REINA DE LA CASA.
            Siempre había estado en segundo lugar. Cuando, por las mañanas, les ponía el pienso, ella se sentaba a una distancia prudencial del comedero hasta que Kepler, el grandullón de 8 kilos, terminaba su pitanza. Después se acercaba poquito a poco y comía a pequeños y crujientes bocaditos. Kepler, el grandote, me ha tomado como su trono y en cuanto me siento en el sofá a ver la tele, él salta a mi regazo y se repantinga en espera de mis caricias en el lomo rotundo de color canela. Kenia, la pequeña y prudente Kenia, jamás osaría usurparle el puesto al jefe de la pareja felina. Ella se conforma con acercarse por el reposabrazos y darme un masaje gatuno en el hombro, mientras ronronea. Entre los gatos también hay machismo.
            Kenia es una gatita preciosa, de raza siamesa impura, con el lomo gris perla y la cabeza y las patas negras. La encontramos hace diez años a la puerta de un garaje, expuesta a ser aplastada por los coches de entraban y salían. Tenía un acusado estrabismo en el ojo izquierdo y seis dedos en la mano derecha. Seguramente era el desperdicio desahuciado de una camada perfecta. La acogimos y la llevamos al veterinario, que le amputó el dedo sobrante y le recetó unas vitaminas que, al fortalecerla, le corrigieron el defecto ocular. Es muy habladora; se pone delante de mi y maúlla, esperando que le conteste, y así entablamos largas conversaciones de maullidos.
            Pero recientemente, Kenia se nos puso mala. Empezó a adelgazar y el pelo se le volvió crespo y extraño. Se pasaba el día en mi butaca del estudio con la cabeza gacha, pero con los ojos muy abiertos. Una mañana descubrí que había orinado sangre y apenas se movía. La llevamos al veterinario, que le puso inyecciones de cortisona.
            -Si no reacciona – nos dijo – esta gata se os muere.
            Al regreso a casa, la puse en mi regazo bajo la mirada ofendida del grandullón Kepler. La acaricié en el lomo crespo y oscuro y ella me miró a los ojos, le costaba levantar la cabeza, pero se puso a ronronear. Dicen que el ronroneo es la forma de expresar gratitud que tienen los gatos, tan parcos en expresiones. Y yo, incapaz de hacer nada más por ella, seguí acariciándola mientras dos silenciosas lágrimas humedecían mis mejillas y se ocultaban en mi barba. Lloré un rato y me prometí que si Kenia se salvaba sería en adelante la reina de la casa. Por mucho que Kepler protestara.
            Esta mañana la he visto avanzar por el pasillo, con sus andares ondulantes de siempre. Kepler estaba devorando su pienso y ella, arrogante por vez primera en su vida, lo ha apartado con indiferencia y se ha puesto a comer con ansia. Y Kepler no se ha atrevido a impedirlo. He observado que está engordando de nuevo y sé que se pondrá bien.
            Ahora sí, ahora es la reina de la casa.

                                                                                   Miguel Ángel Pérez Oca


                                                                                          (500 palabras)

domingo, 26 de noviembre de 2017

MI AMIGO IWATA.



Acabo de enterarme de que mi amigo Iwata Ideaki, investigador japonés interesado en la Historia de Aicante y en las embajadas japonesas que por aquí pasaron en los siglos XVI y XVII camino de la Santa Sede o de regreso de ella, acaba de fallecer después de una delicada intervención quirúrgica. He enviado a su familia esta carta para que, según las costumbres japonesas, la depositen junto a sus cenizas.
Os la pongo aquí como homenaje a su persona:

Querido y recordado amigo Iwata:
                                                                   Todavía conmocionado por la noticia de tu muerte, me permito dedicarte unas letras que espero alguien lleve junto a tus cenizas. Apareciste en mi correo de Internet un día de hace unos pocos meses. Habías leído mi libro “ALICANTE, BIOGRAFÍA DE UNA CIUDAD” y te había interesado el capítulo dedicado a las noticias sobre una embajada japonesa que en 1584 pasó por Alacant, procedente de la Corte y camino de Roma. Ibas a venir a Alacant y me invitabas a comer en un restaurante japonés de la Plaza de Gabriel Miró. Me regalaste un precioso libro sobre esa embajada, propiciada por los padres jesuitas y los señores de unas tierras cercanas a Nagasaki. Me aclaraste que los integrantes de dicha embajada eran unos jovencísimos caballeros que tenían la intención de hacerse sacerdotes católicos y que después, a su regreso, lo pasaron muy mal al enfrentarse a un poder político que recelaba de la influencia religiosa occidental. Tu interés despertó el mío y seguí investigando en los cronistas alicantinos, hasta descubrir, en la Crónica de Bendicho, que, años después, varios integrantes de una segunda embajada pasaron, a su regreso de Roma, también por Alacant, protegidos por los frailes franciscanos. Sin duda se trataba de la famosa embajada de Hasekura Tsunenaga que, según la versión histórica oficial, regresó por Barcelona y Sevilla, dando origen al apellido “Japón” que aún pervive en tierras andaluzas. Este descubrimiento alteraba de alguna manera la versión oficial y constituía una importante aportación a tan histórico suceso. Volviste a mi tierra y tuve el gusto de acompañarte al Archivo Municipal donde pudiste fotografiar el ejemplar que allí se guarda de dicha crónica. Después me hiciste el honor de aceptar la invitación a comer en mi casa un arroz preparado por mi esposa. Nos trajiste fresas y tu bondadosa compañía. Ahora, hacía un tiempo que no sabía nada de ti, y ayer me enteré de tu muerte. No soy hombre de fe y sin embargo te deseo lo mejor. Sé que el tiempo es una ficción de nuestro modesto cerebro tridimensional y que más allá del tiempo y del espacio los seres y sus obras perduran. Estoy, en estos momentos, admirando una lámina en papel de arroz de la “Ola” de Katsusika Hokusai y te veo en la barca con el monte Fuji al fondo, en el horizonte marino. Vas a tu viaje con la serenidad de un caballero japonés y yo te saludo, te añoro y te pido reserves un sitio para mí junto a los peregrinos embajadores cuyo estudio nos hizo tan felices.
         Amigo Iwata, tu compañía me ha enriquecido y te doy las gracias.
                                                       Miguel Ángel Pérez Oca.

                                                                  26-11-2017. 

viernes, 24 de noviembre de 2017

NUEVAS ILUSTRACIONES SOBRE MI NOVELA "EL SILENCIO DE LAS ESTRELLAS".

viernes, 24 de noviembre de 2017

NUEVAS ILUSTRACIONES SOBRE MI NOVELA "EL SILENCIO DE LAS ESTRELLAS".

A lo largo de mi novela, la Gran Nave adopta dos configuraciones en las que cambia la disposición del colector de protones. En la etapa de aceleración hasta alcanzar velocidades relativistas, el colector de protones está situado a proa y el propulsor a popa. En la posterior etapa de frenado, hasta ponerse en velocidades que permitan abordar el sistema de la estrella visitada y sus planetas, el colector sigue a proa, pero el resto de la nave ha invertido su posición, quedando el propulsor también a proa. Esto vale también para el regreso a la Tierra. Ahí van los dibujos definitivos: