viernes, 24 de noviembre de 2017

NUEVAS ILUSTRACIONES SOBRE MI NOVELA "EL SILENCIO DE LAS ESTRELLAS".

viernes, 24 de noviembre de 2017

NUEVAS ILUSTRACIONES SOBRE MI NOVELA "EL SILENCIO DE LAS ESTRELLAS".

A lo largo de mi novela, la Gran Nave adopta dos configuraciones en las que cambia la disposición del colector de protones. En la etapa de aceleración hasta alcanzar velocidades relativistas, el colector de protones está situado a proa y el propulsor a popa. En la posterior etapa de frenado, hasta ponerse en velocidades que permitan abordar el sistema de la estrella visitada y sus planetas, el colector sigue a proa, pero el resto de la nave ha invertido su posición, quedando el propulsor también a proa. Esto vale también para el regreso a la Tierra. Ahí van los dibujos definitivos:



martes, 14 de noviembre de 2017

DEMASIADOS PAYASOS.

                                                                En el Congreso.

El tema de la Tertulia de ayer era "El Circo" y yo aporté el trabajo que os pongo aquí. Espero que no os deprima demasiado.

UN CIRCO CON DEMASIADOS PAYASOS.

            El viejo político se sienta en la última fila del hemiciclo, casi oculto por una de las columnas que sostienen la galería de invitados. Es uno de los diputados más veteranos. Su mirada escéptica delata su condición de testigo de la decadencia de un sistema que reclama una urgente renovación, impedida a duras penas por los adocenados líderes, que no consienten la más mínima alteración de un Status Quo que les favorece. Desde allá arriba ha sido testigo de los más tremendos conflictos y las más soporíferas rutinas. Y ahora, hastiado y convencido de una triste realidad, contempla los debates con la más completa, rotunda y burlona desconfianza.
            Una señora catalana, desde la tribuna, reclama la independencia retorciendo el lenguaje con absoluta impavidez. Acude a legitimidades que, según ella, están por encima de la ley. Habla en nombre de la totalidad de un pueblo del que solo cuenta con el voto de su tercera parte.
Interviene después un flamante y fotogénico secretario general de la vieja izquierda moderada, con pretensiones de representar a la única y genuina izquierda. Sus opiniones están fabricadas ex profeso para la situación, repletas de  lugares comunes y contradicciones, destinadas más a los medios de difusión que a los diputados.
            Más tarde sube al estrado una jovencísima representante del partido de la nueva izquierda. Se le nota demasiado que defiende determinados argumentos con la sola intención de desacreditar a sus hermanos y competidores de la izquierda de siempre. En lo que respecta a Catalunya, intenta nadar y guardar la ropa, para no perder votos por un lado ni por otro.
            Después ocupa la tribuna el novedoso portavoz de una nueva derecha tan antigua como el mundo, campeón de una dialéctica que se esfuerza por ser convincente y renovadora, pero que el viejo político está ya cansado de escuchar en boca de todos sus predecesores liberales.
Les replica a todos el taimado Jefe del Gobierno, con su cachaza característica y su tendencia a mirar para otro lado y esperar a que los asuntos se resuelvan solos. Utiliza un lenguaje para gente simple, unos argumentos pueriles adobados con  menciones a la Democracia y a la Libertad, palabras que, según el viejo político, están ya totalmente amortizadas, desgastadas en las bocas de tantos manipuladores.
            Y murmura para sí: “Nadie habla con sinceridad. Este circo ya tiene demasiados payasos”.
            Y recuerda una anécdota de Estanislao Figueras, presidente de la I República, que acosado por la enésima guerra carlista, la rebelión de los cantonalistas y la mezquindad de quienes obedecían a intereses inconfesables, se dirigió a sus ministros con una frase contundente: “Señores, estoy hasta los cojones de todos nosotros”; después salió del Congreso, tomó una calesa, se dirigió a la Estación de Atocha y, sin tomarse la molestia de dimitir, compró un billete para Francia y se marchó de España sin despedirse.
            El viejo político, con gesto de resignado hastío, se levanta de su escaño y abandona el hemiciclo para siempre.
                                                                                              Miguel Ángel Pérez Oca.
                                                                                             
                                                                                                     (500 palabras)
           


sábado, 11 de noviembre de 2017

OTRAS IMÁGENES DE MI NOVELA.

Por cierto, antes de que mi amable lector me las pida, también os pongo unas ilustraciones sobre mi visión de los "musicales" (habitantes del planeta C, descendientes de los extinguidos del planeta D) y una ilustración, que no es mía, de una nave de exploración.







viernes, 10 de noviembre de 2017

LA GRAN NAVE.

A petición de un lector, he puesto aquí un esquema de la Gran Nave que aparece en mi novela "El Silencio de las Estrellas":



martes, 31 de octubre de 2017

TENTACIÓN.

El tema de la Tertulia de ayer era "Irresistible" y yo presenté este trabajo de 500 palabras exactas (lo de las 500 palabras me lo he tomado como un reto personal) que espero os guste:




UNA TENTACIÓN IRRESISTIBLE.

El jardín lucía bajo una luna brillante y redonda como una moneda de plata. Las luciérnagas iluminaban las frondosidades de rosales y rododendros, mientras el jazmín embalsamaba el aire de la primavera. La vida había vuelto a nacer.
            Y allí estaba ella, reinando en la maleza, con sus largas piernas y su mirada líquida y fascinante. Yo sabía que reclamaba mi sexo y me resistía, me hacía el desinteresado. Simulaba una falta de atención que no era auténtica, mientras una furia sexual incontenible arrasaba mis entrañas. Porque era la hembra más irresistible que jamás había visto. A lo mejor – me engañaba a mí mismo – no es tan maravillosa, pero me ha pillado en un tiempo de debilidad y no voy a poder escapar a sus requerimientos. Me miró de nuevo e inclinó su cabeza insinuante. Yo aún quise permanecer impávido. Sabía de sobra las malas consecuencias que acompañan generalmente al desvarío erótico, pero mi sexo me pedía a gritos una satisfacción. No podría negarme. No podría resistir la tentación. Me volví de espaldas a ella, pero la sabía detrás, con sus movimientos lascivos y procaces.
            -Ven – me decían sus enormes ojos -, ven y descarga tu pasión en mi regazo.
            Y yo callaba, fiel a los votos hechos en mi juventud.
            -No tocaré hembra jamás y viviré una larga existencia de virtudes – me había prometido ante los misterios del bosque profundo.
            Pero ella no era como las otras. Su cuello esbelto, sus enormes ojos dotados de un particular brillo, su vientre húmedo que se alzaba y descendía con su respiración…
            -Ven, soy tuya – me decía toda su figura enloquecedora.
            Y yo, lentamente, muy lentamente, fui acercándome, dudando todavía en sucumbir a sus encantos.
            -¡Ven, coño! – acabó apremiándome.
            Y yo, rendido al deseo, ya sin voluntad, perdido todo resto de energía, me dirigí hacia ella con la cabeza gacha, despacio todavía, muy despacio.
            Y ella abrió los brazos para recibirme.
            El primer contacto, apenas un roce, fue para mí como una descarga eléctrica. Después, suavemente, empecé a acariciarla y ella se me entregó, voluptuosa.
            Estaba ya dispuesto al sacrificio, enardecido y sin ninguna reserva, y busqué su húmeda hendidura para penetrarla en el colmo del desvarío genital…
            Y ella entonces, con una frialdad inconcebible, cogió mi cabeza entre sus manos rezadoras y se la comió de un solo y babeante mordisco.
            No sé cómo os puedo contar esto, si ya no tengo cerebro con el que razonar, ni boca para hablaros. Aunque, si lo pienso bien, nunca he tenido esa clase de órganos tan sofisticados. Solo soy, o era, un pobre insecto.
Ahora se está comiendo mi cuerpo, mientras yo, lo que queda de mí, eyaculo y cumplo mi misión biológica; la misión para la que fui concebido.
            Ser un macho de Mantis Religiosa tiene esas cosas. Hay quien dice que el sexo y la muerte se crearon para hacer posible la evolución de las especies, pero lo de nuestras hembras ya es pasarse.

                                                                                              Miguel Ángel Pérez Oca.


                                                                                                      (500 palabras)


jueves, 26 de octubre de 2017

DUELO DE IDIOTAS.



Puigdemont habla, Rajoy calla. Rajoy habla, Puigdemont calla. Puigdemont va a convocar elecciones, sube la bolsa. Puigdemont dice que va a pedir al Parlament que declare la independencia de Catalunya, la bolsa cae. Estos dos idiotas están poniendo de los nervios al pueblo de Catalunya. Estos dos incompetentes sin escrúpulos están poniendo histérico al pueblo de España. Y nadie sale a decir, como el niño del cuento del Emperador y el traje invisible: “Papá, estos dos politicastros son gilipoyas”. ¿Nadie lo va a decir? ¿Nadie va a tener el valor político suficiente para proclamar que estos dos tipos, y los que les siguen, nacionalistas rancios catalanes y "patriotas"castellanos con pretensiones de españoles, son memos e incapaces de elaborar un proyecto común para los habitantes de la Península Ibérica? ¿Qué esperan Podemos, I.U., los de Ada y los socialistas para darse cuenta de que esto no es más que una pelea entre corruptos de las derechas catalana y española para tapar sus corrupciones apelando a un supuesto patriotismo? ¡Ya está bien! ¡Está poniendo en ridículo a sus pueblos! Han convertido al payaso en el principal protagonista del circo mediático. ¡Que se vayan ambos dos a la mierda! ¡Pero YA!

sábado, 21 de octubre de 2017

EN EL ATENEO.


El pasado día 17 hice una presentación de mi libro "El silencio de las estrellas", que ya va por su 2ª edición, en el Ateneo Científico, Literario y Artístico de Alicante. Asistieron, entre otros, mis amigos de la Tertulia Literaria Luís e Isabel. La foto es de Cosme Gosalvez.